lunes, 23 de marzo de 2015

Crónica de la presentación del espectáculo "Una canción, un labio" en Albacete

José María Herranz
Amparo Cuenca
Juan Ramón Torregrosa














El pasado 21 de marzo se presentó en el auditorio “José Saramago” de la Universidad de Albacete, el espectáculo poético-musical y de danza “Una canción, un labio”, organizado por la Universidad Popular de Almansa y coordinado por Amparo Cuenca Tamarit. Tras el éxito de su estreno el pasado año en Almansa, y su paso por el Ateneo de Madrid, Albacete acogió, en el día mundial de la Poesía, este espectáculo en el que la voz de diecisiete poetas españoles actuales interpreta el trabajo visual de dos fotógrafos, Sergio Mendoza y Cecilio Sánchez con un conjunto de poemas de su autoría. La música en directo de Valero González y el grupo de danza clásica dirigido por Llanos Ortiz completaron el espectáculo, con gran éxito de asistencia de público.
Fue un entrañable reencuentro, tras poco menos de un año de su estreno, con todos los poetas participantes en el mismo. El proyecto “Una canción, un labio” se completa asimismo con un libro-DVD de fotopoemas, editado por la U.P. de Almansa, así como con una exposición itinerante de igual nombre que durante todo el mes de marzo se muestra en la sala de exposiciones del auditorio.
En el actual panorama de restricciones y recortes a los gestores culturales en toda España, es de agradecer la labor que Cultura Albacete y la U.P. de Almansa realiza para difundir la poesía al conjunto de los ciudadanos. En Madrid no tenemos tanta suerte, hoy por hoy. Esperemos que vengan tiempos mejores para la cultura y que otra sensibilidad se instale en los próximos equipos de gobierno locales y autonómicos.
Los paisajes que mostraron los poetas al público en sus versos fueron la solidaridad necesaria, el sufrimiento de los desposeídos, el trabajo de los humildes, la belleza de lo sencillo, el respeto por la naturaleza, el paso del tiempo y el arte de vivir, entre muchos temas. El lenguaje de la poesía es un lenguaje abierto, y la riqueza de las series fotográficas de Sergio Mendoza y Cecilio Sánchez enriquecieron enormemente el recital que el público siguió atentamente, apoyados en la música en directo y en la danza clásica. Larga vida a “Una canción, un labio”, y esperamos que este espectáculo viaje a muchas más capitales españolas.

No hay comentarios: