sábado, 21 de febrero de 2015

Crónica de la presentación del vídeo y libro de artista "Personajes", de Rufino de Mingo, Félix Liberato y José María Herranz

De izquierda a derecha: Sylvia Miranda, Rufino de Mingo, José María Herranz, Tulia Guisado y Félix Liberato. 
El pasado 20 de febrero de 2015 se celebró la presentación del vídeo y libro de artista "Personajes", de Rufino de MIngo, Félix Liberato y José María Herranz, con gran éxito de asistencia y público. El acto resultó intenso y emotivo. José María Herranz realizó la presentación en sí, y Encarnación Pisonero (responsable de la galería Ra del Rey) introdujo la obra de cada autor.

Tras la presentación de la obra de Rufino de Mingo (pintor encuadrado generacionalmente en el grupo Caos de la "Movida madrileña" en los años 80), y la exposición del ejemplar único de libro de artista, se proyectó el vídeo de Félix Liberato sobre la obra del pintor y el poeta José María Herranz, y se procedió a la lectura de una selección de poemas de dicho libro en las voces de Tulia Guisado y el propio José María Herranz.

A continuación se celebró un recital conjunto de las poetas Sylvia Miranda y Tulia Guisado, ya que Alfredo Villaverde no pudo asistir por motivos de salud.

Os copio a continuación el texto de mi presentación:

Presentación del vídeo y libro de artista “Personajes”, de Rufino de Mingo, Félix Liberato y José María Herranz.

Galería “Ra del Rey”, Madrid, 20 de febrero de 2015

Buenas tardes. En el marco de la exposición colectiva “Mundo a la deriva”, de Carmen Pagès y Rufino de Mingo, nos encontramos hoy aquí para presentar el libro de artista “Personajes” de Rufino de Mingo y José María Herranz, así como el vídeo sobre dicho libro realizado por el artista visual Félix Liberato.

Rufino de Mingo es un icónico pintor y escultor encuadrado generacionalmente en el “Grupo Caos” de los años 80, el grupo “Abanico”, y en el movimiento entonces contracultural de “La movida madrileña” que fue extraordinariamente creativo y fértil en el diseño, la moda, la ilustración, la pintura, la música y el cine, en aquella década mágica y tan importante para España. Aunque desde los años 50 España poseía un importantísimo grupo de pintores y tendencias, tanto en el figuración como en la abstracción o el informalismo –con un fuerte componente de crítica social-, no olvidemos que en los 80 España disfrutaba de un gobierno progresista (recién terminada la dictadura franquista), y existía un deseo generalizado de libertad y una creatividad exultante, que contrastaba enormemente con la corriente neoconservadora que entonces reinaba en el resto de Europa. El “Grupo Caos” integró figuras importantísimas de la cultura y contracultura española, como Antonio Villa-Toro, Pablo Sycet (pintores), Tino Casal (músico), Fabio Mc Namara (travesti, músico y pintor, enormemente influido por Andy Warhol y Divine), Alaska (cantante), y Paco Clavel (transformista, pintor y showman), todos también en contacto con Pedro Almodóvar (director cinematográfico). Ese conjunto de artistas bebió e hizo propias las consignas y postulados del pop (“háztelo tú mismo”, “todo el mundo puede disfrutar de un minuto de fama”), con un fuerte carácter iconoclasta y transgresor en el ambiente cultural español existente entonces, como por ejemplo la visibilización de la libertad sexual y la realidad homosexual, la crítica a la religión, la cultura queer, y la estética kitch. Durante los años de alcaldía de Tierno Galván, Rufino de Mingo y el grupo “Caos” dinamizaron el espacio de la mítica “Tate Gallery”, y mantuvieron lazos intensamente creativos con numerosos miembros (sobre todo pintores, fotógrafos y escritores) de la “movida madrileña”. La obra de Rufino de Mingo ha sido expuesta en infinidad de galerías y espacios españoles, y actualmente se encuentra en los fondos de la Fundación MAPFRE. Su obra, figurativa, es deudora de la del  artista y activista social Keith Haring, así como de cierto informalismo y del arte callejero. Las figuras de De Mingo son figuras normalmente sin rostro, con los ojos vendados (“todos vivimos ciegos”).

El libro “Personajes” fue preparado y dibujado durante el año 2010 en Montrouge, París, y fue completado con los poemas de José María Herranz en diciembre de 2014. Aunque ya se conocían previamente, es en junio de 2014 cuando los lazos creativos entre poeta y pintor se estrechan, a raíz de la exposición realizada en la galería parisina “Colombier” junto al también pintor Pedro Monserrat, titulada “Legado español”. Rufino de Mingo me propone entonces una colaboración poética sobre alguno de sus libros de artista ejecutados sobre antiguos libros franceses (por ejemplo, manuales de cartografía militar, historia, etc.) de los años 60 ó 70. Ya de vuelta en Madrid, y en su taller, me enseñó algunos de los libros candidatos a ser reinterpretados en clave poética y elegí uno de ellos titulado “Personajes”. El motivo por el que elegí dicho libro fue por tratarse de un texto de cartografía militar en el que el pintor aprovechó los retratos de diversos generales y figuras del ejército para travestirlos con total desvergüenza, acto que me pareció enormemente sugerente, y también porque numerosas ilustraciones trataban sobre la destrucción ambiental y las fronteras de los países. En dicho libro, de Mingo había dejado espacios vacíos en algunas de sus páginas para insertar textos, en este caso mis propios poemas. El libro de poemas “Personajes” que hoy leeremos Tulia Guisado y yo mismo, es por tanto un poemario escrito ex profeso para el libro de artista “Personajes”, inspirado sobre él y en íntima conexión con sus temas y propuestas. Formalmente, de Mingo pintó todas las páginas del libro original con una base de color más o menos uniforme, pero velando levemente los textos e ilustraciones de fondo, de modo que en muchas de sus páginas, aprovechó la fotografía o ilustración existente para reinterpretarla y redibujarla. También, como hecho significativo, respetó, a modo de palimpsesto, el texto subyacente para sugerir una cierta fusión entre los lenguajes pictórico y escrito. Con esta nueva vuelta de tuerca, la poesía se imbricó en el libro para fusionarse con la pintura y con el propio libro antiguo, subvirtiendo su significación y reinterpretando moderna –y clásicamente- el conjunto, como ahora veremos. Digo moderno porque hay numerosos elementos de crítica y denuncia social –algo que no existiría nunca en un manual militar-, y también clásico porque el propio concepto de los “Personajes” alude a las máscaras que todos nosotros y nosotras usamos para desenvolvernos en la locura de la existencia. Existe un cierto frenesí, tanto en la ejecución de las ilustraciones del libro como en su visualización, que testimonia el cambio continuo y permanente de la vida, algo que también he querido manifestar en los poemas. También hay alusiones a las cuestiones de género e identidad sexual, y a la subversión que suponen los deseos no heterosexuales, más interesantes cuanto más imbricados con la figura tan masculina y fetichista de los cuerpos militares. Otra imagen recurrente es la del boxeador; en concreto, se retratan dos luchadores famosos parisinos de los años 50 y 60: Kid marron y Kid napine. Al ser árabes por un lado cosechan el desprecio de la sociedad biempensante francesa, pero por otro recogen su admiración ya que en su momento fueron figuras eróticas muy deseadas y también implicadas en diversos líos de drogas, alcohol y prostitución. Todo ello me inspiró para componer de forma muy rápida, al propio estilo de De Mingo, un conjunto de poemas escritos en verso libre sobre la idea de los personajes, de las máscaras que todos adoptamos en la vida, así como de las diversas cuestiones que suscita el pintor, como el ecocidio, la esclavización de las personas, el sistema ultracapitalista, los flujos migratorios, y el predominio tiránico de la economía criminal del petróleo y los mercados. También se critica la normatividad heterosexual y el machismo, aprovechando los numerosos militares travestidos que pueblan el libro. Es un trabajo del que estoy muy satisfecho en esta íntima colaboración con el pintor.

Félix Liberato es un artista audiovisual con el que Rufino de Mingo contactó y con el que tuvimos una extraordinaria sintonía desde el primer momento. Ha realizado el magnífico vídeo que ustedes van a tener el placer de ver en un momento, inspirado en el libro y en los poemas. La selección musical es muy acertada, como podrán apreciar, y mi voz recitando los textos complementa el trabajo pictórico. Podemos decir sin lugar a dudas que el vídeo “Personajes” es una obra artística redonda, un feliz maridaje entre pintura, poesía, música e imagen. Estoy seguro de que el público lo disfrutará.

José María Herranz Contreras, poeta.

Febrero de 2015.

No hay comentarios: