viernes, 26 de octubre de 2012

Presentación de "A la manera de James", de Alma Pagès, en Dionis Bennassar

El pasado 25 de octubre presenté, junto a Eugenio Suárez-Galbán , en la sala Dionis Bennassar de Madrid la novela “A la manera de James” de Alma Pagès, publicada por Poeta de Cabra. Fue una jornada intensa y memorable. Eugenio Suárez-Galbán destacó el texto de la autora como profundamente original aun siguiendo la tradición de la novela anglosajona, y a veces gótica. Explicó que según Juan Marsé, una buena narración se consigue con una trama ingeniosa y un estilo correcto. Ambas cosas están presentes en esta novela. Por otro lado, los guiños y alusiones a la obra de Henry James y a Dickens, en su descripción del ambiente social del Londres de la época son acertadas. “A la manera de James” –puntualizó Suárez-Galbán- integra varias novelas intercaladas, donde los personajes secundarios no son tan secundarios ni donde el enigmático James parece cumplir el papel que el lector espera. Además, la aparición de otros personajes y subtramas, que cogen totalmente desprevenido al lector, abundan aún más en la crítica social. La exquisita delicadeza y sensibilidad con que está escrita, aun planteando temas de una violencia brutal –la violencia existente en aquella época y en aquel ambiente de una aristocracia que se estaba derrumbando, en plena revolución industrial- sigue una larga tradición en la literatura escrita por mujeres –las hermanas Brönte, por ejemplo-, ya que dicha brutalidad contra las mujeres está descrita con una serenidad pasmosa y un profundo humanismo, exento en ocasiones de fáciles calificativos morales, ya que plantea muchos interrogantes al lector. Incluso puntualicé algo que quizá sea desconocido en nuestra cultura, y que Alma Pagès toca en su novela (excelentemente documentada) y es que durante el victorianismo inglés era habitual el asesinato (más o menos encubierto, por diversos medios) de esposas acomodadas por parte de los maridos para poder heredar sus fortunas, frecuentemente con impunidad absoluta por parte de los jueces que sobreseían el caso o imponían penas leves. Fue tal la frecuencia con que estos hechos se daban, que promulgaron una ley para impedir que en esos casos se produjera la herencia por parte del marido. Terrible.

Alma Pagès leyó a continuación los 2 primeros capítulos para situar al lector en la trama, y después hubo un animado debate con los asistentes. Auguro una buena acogida de crítica y público para esta novela.

No hay comentarios: